Testimonio Sergio Miranda Como Conoci a Dios y su verdad

Me llamo Sergio Miranda, vivo en la ciudad de Concepción, al sur de Chile, con mi esposa, Luz María y 4 hijas.
Yo notaba que Luz sentía como si algo le faltara a nuestra hermosa familia. Su hermana frecuentaba una iglesia evangélica y le contaba lo bien que se sentía conocer mas de Dios, y el frecuentar la comunión de la iglesia.

Un día, Luz aceptó la invitación de su hermana y la acompañó al templo. Allí comenzó a estudiar la Biblia, con verdadera sed espiritual, por encontrar la verdad. Así fue descubriendo las maravillosas promesas de Dios, y creyó de todo corazón. Yo también comencé a asistir a la iglesia y a estudiar la Biblia. En el plazo de un año, ambos nos unimos a la iglesia y durante los 15 años siguientes, fuimos fieles miembros de la congregación.
Estudiando el libro de Jeremías Luz leyó que Dios quería realizar un nuevo pacto con su pueblo. Entonces comenzó a orar para que Dios grabara la Ley en su corazón.
Un día sucedió algo inesperaado, el servicio de televisión por cable dejó de funcionar y nos vimos obligados a sintonizar las señales de televisión abierta (por aire). Fue de ese modo que sintonizamos por 1º vez, la señal de Nuevo Tiempo.
Los mensajes que escuchamos nos gustaron mucho y durante varias semanas asistíamos diariamente a los mensajes frente al televisor. Luz instaló uno en la cocina para ver la programación completa, y luego compartía con sus amigas, los maravillosos mensajes que escuchaba.
Sin embargo, había un tema que a Luz no le gustaba escuchar. Era el día del reposo bíblico. El Sábado. Nunca había escuchado hablar de eso. Yo también escuché los mensajes sobre el sábado y verificamos que se trataba del 4º mandamiento, registrado en Éxodo 20.
Una noche, Luz compartió con nuestras hijas la verdad bíblica acerca del día de reposo, pero ellas no se sorprendieron con la noticia, pues ya habían llegado a la misma conclusión por su propia cuenta. Conocían todos los versículos que mostraban esta gran verdad. A partir de ese momento, toda la familia decidió guardar el sábado y decidimos hacer un ayuno de 40 sábados, a fin de que Dios nos guiara, de alguna manera, a toda la verdad.
Después de esto, asistimos a una conferencia y nos contactamos con el pastor adventista del distrito, que comenzó a visitarnos y estudiar la Biblia en nuestro hogar.
Finalmente, el 28 de Abril del 2007, todos nos bautizamos en la Iglesia Adventista local.
Sergio Miranda- Unión Chilena.
S.S

Comentarios

Entradas populares de este blog

BENEFICIOS DE LAS UVAS VERDES Y ROJAS PARA LA SALUD

7 BENEFICIOS DE LA COLIFLOR PARA LA SALUD Y MAS

7 CONSEJOS PARA NO DEJARSE VENCER POR EL DESAMOR Y SER BENDECIDO EN EL AMOR