Ir al contenido principal

8 temores de las madres primerizas



Ser madre es todo un reto, pero ser madre primeriza aumenta de manera descomunal los miedos porque escuchamos de todas partes comentarios que pueden poner a las madres bastante nerviosas. Antes de empezar, queremos mencionarte algunos alimentos que ayudan a reducir la ansiedad, y de esta forma se te hará más fácil acabar con los temores de ser madre primeriza.

No deben estar siempre con miedos y dudas, ya que todas sus preocupaciones pasan directo al bebé.
El saber cuáles son los miedos más comunes de las madres te dará algo de tranquilidad al saber que son comunes a todas las primerizas.

Temor a no poder atender a tu bebé correctamente
Pues en la clínica tenías ayuda, quieras o no, tenías ayuda, se lo llevaban toda la noche, se lo llevaban para cambiarlo y bañarlo. Pero llegas a tu casa y la cosa cambia,  tú tienes que hacer todo. Es un temor válido y normal. Todas pasaran por esto y los primero días te acompaña el cansancio, la nueva rutina, los dolores, entre otras cosas. No es fácil pero confía en tu instinto.

Temor de no tener suficiente leche
Esto es instintivo para una madre, la necesidad de alimentar al bebé. ¡Siempre que el bebé llora, pensarás que es hambre! Ingiere mucho líquido, come bien, descansa tanto como sea posible y deja que el bebé mame cuanto quiera. ¡Así aumentarán las chances de producir leche!

Temor a que no respire cuando está dormido
 ¿Qué mamá o papá no se ha pegado a su bebé para confirmar que sigue respirando? ¿Qué mamá o papá no ha movido a su bebé para ver que todo esté bien? Es normal. Todos lo sentirán y se les ha parado el corazón cuando han pensado que no respiraba. Si quieren estar siempre seguros de que respira, fíjense en que su pancita se mueva.

Temor a que le pase algo en la guardería
Después del parto, en tu trabajo te darán un par de meses para recuperarte, y después tendrás que volver a tu empleo y dejar al pequeño en la guardería.

Uno de los mayores miedos de las madres primerizas es el temor de que le pase algo al bebé en la guardería. Para minimizar este miedo, será necesario que visites la guardería y revises cuidadosamente sus medidas de seguridad: asegúrate de que cuente con cobertura médica para casos de emergencias, enfermeras y personal calificado para atender a tu bebé.

Temor de que cualquier síntoma que presente siempre sea malo
Tendemos a reaccionar excesivamente con cualquier cosa que le ocurra a nuestros pequeños, y está bien, pero la mayoría de las veces no es para tanto. Si vomita, tiene acné o, incluso, si tiene hipo. Prestar atención para prevenir que las cosas se compliquen es importante, pero hay que tener en cuenta que atravesará por muchas cosas que no representarán ningún problema.

Temor de poder controlar siempre la situación
Probablemente sí, pero no vale la pena vivir preocupados. Esa es una lección que deberán aprender demasiado pronto y que les  servirá para siempre. Durante toda su vida, los hijos seguirán enfrentándose a cosas que ustedes como padres no podrán controlar, así que lo mejor que podrán hacer es tomar precauciones y, eventualmente, educarlos para que ellos se cuiden.

Temor al creer que tu vida se vendrá abajo
La maternidad modifica las prioridades, eso es cierto. Es fácil perder ciertas cosas durante la maternidad, pero recuerda siempre que es solo una etapa, tu pequeño crecerá y entonces podrás retomar lo que dejaste de lado. Tampoco te abrumes intentando ser perfecta en todo, esfuérzate pero reconoce que cada cosa tiene su tiempo.

Temor de no dormir una noche completa
En los primeros días (o meses), te despiertas cuatro o cinco veces por noche y piensas que no podrás sobrevivir este período. Sólo quien ya tuvo un hijo conoce las consecuencias de la prueba constante de sueño, ¡llega a ser desesperante! Cuando pienses que nunca serás capaz de dormir una noche entera, debes recordar la frase: “No hay mal que dure mil años”. Ten paciencia, duerme durante el día (cuando el bebé duerme), y verás que, como por arte de magia todo mejorará. ¡No falla!


Recuerda  que ser madre es una experiencia maravillosa, y según Nutrición Sin Más, es muy importante estar en buen estado de salud, y alimentarse sanamente, aunque al principio sea desconcertante e incluso duro. Mantener un pensamiento positivo y una actitud optimista ayuda a saber que los primeros días pasarán y que vivir la maternidad es la mejor experiencia que una persona puede disfrutar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

BENEFICIOS DE LAS UVAS VERDES Y ROJAS PARA LA SALUD

Los beneficios de las uvas para la salud son muy variados, estas frutas sirven para tratar el estreñimiento, indigestión, fatiga, trastornos renales, para evitar el envejecimiento y para la degeneración macular y hasta para prevenir las cataratas.

Uno de los beneficios de las uvas son sus antioxidantes que trabajan a favor de las células del cuerpo para luchar contra los radicales libres, que son moléculas inestables en el cuerpo que dañan las células sanas. Las uvas administran al cuerpo niveles adecuados de antioxidantes que protegen el tejido de las células sanas, protegiendo así al organismo de muchas formas de enfermedades.

7 BENEFICIOS DE LA COLIFLOR PARA LA SALUD Y MAS

La coliflor es una flor blanca, pertenece a las verduras crucíferas (otras verduras crucíferas son el brócoli, las coles de Bruselas, col rizada, etc.) Las verduras de esta familia se han encontrado que tienen una multitud de beneficios medicinales.

Aquí están 7 beneficios de la coliflor para la salud que pueden hacer que desees incluir en tu dieta sobre una base regular.

RECETAS DE NUTRICIÓN Y SALUD

Un par de recetas, que recomienda el maestro Erick Estrada, para vivir de forma sana. Prueba estos alimentos y comprueba que una buena nutrición puede prevenir enfermedades.